Elegirán Rector en la UANL

Dr. Alan Castillo Rodríguez

Profesor de Ingeniería, UANL.

Rector, Universidad Politécnica de Apodaca.

Encargado Proyecto Creación U. Politécnica de García.

Investigador Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, SNI Nivel I.


La Universidad Autónoma de Nuevo León lanzó recientemente su convocatoria a toda la comunidad universitaria iniciando el proceso para elegir a quien dirigirá los destinos en los próximos 3 años de la gran UANL. El reto es grande puesto que los rectores de las últimas administraciones como el Dr. Reyes S. Tamez Guerra, el Dr. Luis Galán Wong, el Ing. José Antonio González Treviño y más recientemente el Dr. Jesús Ancer Rodríguez, quien terminará su segundo periodo en octubre próximo, han dejado un gran legado de crecimiento tanto en lo académico, en infraestructura así como en el desarrollo del personal y de los estudiantes.

Universidad con Visión de Futuro


Por mencionar la base de todo buen futuro, desde 1996 la UANL tomó el reto de plantear una visión renovada de manera constante, acorde a los momentos sociales, académicos, políticos y tecnológicos a nivel nacional e internacional; así podemos citar el importante crecimiento en investigadores y proyectos de investigación que en las 7 áreas del conocimiento se alcanzaron de 2009 a 2014.

Tan sólo en 6 años años el número de investigadores con reconocimiento nacional creció en 100%, durante el periodo de 2003 a 2009, y en los últimos 5 años el crecimiento fue del 71%.

Este crecimiento conlleva en porcentajes similares de incremento en el número de proyectos de investigación desarrollados y en presupuesto de inversión para investigación con fondos federales y de otros.

Por otro lado, la UANL ha crecido en su matrícula de manera significativa en los últimos años. De 2009 a 2014 su crecimiento fue del 33% considerando tanto el nivel de medio superior como superior. La Universidad Autónoma de Nuevo León ha hecho esfuerzos extraordinarios para crecer en infraestructura, sin embargo es notorio en la misma curva de crecimiento la tendencia a disminuir dicho crecimiento, por lo que el reto será innovar en estrategias para continuar atendiendo la creciente demanda de jóvenes que desean estudiar su bachillerato o una carrera profesional. Estos son algunos datos que impactan tanto en la calidad académica como en la responsabilidad con la sociedad.

Pero ante todo, el reto para el que será el nuevo Rector, deberá tener presente que la grandeza de la UANL se sustenta en los principios que la rigen: autonomía, libertad de cátedra, sentido de identidad, así como el diálogo, la razón, el derecho, la búsqueda de la verdad y el trabajo permanente para contribuir a construir una mejor  sociedad. Con estos principios, la Universidad debe redoblar esfuerzos para cumplir sus objetivos y metas, acordes con el nuevo entorno estatal, nacional e internacional; evaluar y replantear las acciones necesarias para alcanzar las aspiraciones propias y las expectativas sociales, que nos lleven a diseñar una nueva visión al 2020.

Ejes que Demanda el Trabajo Universitario

El nuevo Rector debe realizar la proyección de la Universidad que la sociedad necesita para la próxima década, como una Universidad de alta competitividad y creciente productividad académica, que impulse proyectos que respondan a las demandas de los diferentes sectores de la sociedad, así como a los sistemas de integración económica mundial y a la internacionalización académica, científica y tecnológica. 

Para ello, se debe trabajar con gran énfasis en 5 ejes: 

  1. Fortalecer la calidad de la educación que se imparte en la Universidad.
  2. Impulsar la investigación aplicada y desarrollo tecnológico pertinente.
  3. Promover la vinculación a través de convenios con organizaciones e instituciones de los sectores social, público y privado, tanto nacionales como extranjeras, para el intercambio y cooperación en programas académicos.
  4. Ofrecer atención integral a todos los estudiantes, fortaleciendo la equidad.
  5. Incrementar la infraestructura educativa.

Infraestructura y Calidad


Para lograrlo, es importante asegurar una mayor participación de las Dependencias universitarias en el esfuerzo para ampliar la cobertura en educación media superior y superior, atendiendo criterios de inclusión, equidad educativa y calidad, realizando un esfuerzo para la utilización óptima de la infraestructura física y humana disponible. Así mismo, es impostergable contar con instalaciones y equipamiento de talleres y laboratorios modernos y con tecnologías de última generación de tal manera que se asegure la calidad y pertinencia de la enseñanza que se imparte en las Dependencias de la UANL.

Del mismo modo, se debe establecer un programa integral para el uso generalizado de las Tecnologías de la Información y la Comunicación de manera tal que se fortalezcan la calidad de la enseñanza, la formación de profesores y el aumento de la matrícula. Así como fortalecer los servicios de educación media superior y superior en el ámbito tecnológico y humano de calidad, a través de planes y programas de estudios actualizados y pertinentes al sector laboral, como un medio estratégico para mejorar la calidad del capital humano y contribuir al aumento de la competitividad del Estado y del país.

Permanencia y Eficiencia Terminal


Es imperante además, consolidar la permanencia y eficiencia terminal de los estudiantes de la Universidad por medio de estrategias y acciones que permitan superar los estándares nacionales e internacionales en la materia. Si bien la UANL ha incrementado su matrícula en los últimos años, es así de importante lograr que la mayor parte de los que ingresan también terminen sus estudios universitarios. Para ello debe ser prioritario elevar y mantener la calidad de la educación en todos los programas que se imparten, incluyendo el conjunto de actividades que realizan las Dependencias que conforman la UANL, manteniendo el liderazgo de la calidad educativa bajo estándares nacionales e internacionales.

Cooperación Internacional, Posgrado e Investigación

Otro aspecto importante es incrementar los vínculos y cooperación bilateral con Instituciones extranjeras, compartiendo experiencias y mejores prácticas en materia de internacionalización a efecto de promover la movilidad estudiantil y docente; y la creación de redes colaborativas en materia académica, formativa y de investigación. Por otro lado se debe trabajar para satisfacer la demanda de egresados de las Universidades del país que buscan consolidar su formación académica a través de estudios de posgrado, fomentando la formación investigadora e innovadora entre los profesionales del mundo empresarial que se encuentra bajo el ámbito de su influencia regional e integrando una oferta educativa en las áreas del conocimiento que requieren las diversas regiones del Estado y del país. Del mismo modo se debe fortalecer la función sustantiva de investigación, fomentando la aplicación de líneas innovadoras articuladas con los programas educativos de la universidad y privilegiando la transferencia de tecnología para la solución de problemas de impacto regional y nacional.

Productividad, Vinculación, Empleabilidad y Emprendurismo

Además, para democratizar la productividad se debe profundizar la vinculación con los diversos sectores productivos, alentando la revisión permanente de la oferta educativa de manera tal que la pertinencia de los programas académicos asegure la empleabilidad de los egresados. Del mismo modo es importante perfeccionar las acciones de impulso al emprendurismo, tanto a través de los contenidos de los programas académicos como mediante la consolidación de las incubadoras de empresas. Por último es vital para la productividad establecer la infraestructura necesaria para el ofrecimiento de servicios de evaluación y certificación de competencias, de manera tal que se reconozcan las habilidades y conocimientos adquiridos en la experiencia laboral.

Equidad de Género e Inclusión Universitaria

Acorde a las políticas nacionales e internacionales, la igualdad de oportunidades y no discriminación contra las mujeres, obliga a trabajar y adoptar la transversalidad de la perspectiva de género en las Dependencias de la UANL, fijando parámetros e indicadores que permitan su medición. Del mismo modo, la política nacional de inclusión educativa y atención a personas con requerimiento especial y aptitudes sobresalientes, debe marcar a la UANL una prioridad para prestar servicios de formación a personas con requerimiento especial y aptitudes sobresalientes, a través de un modelo propio que atienda los aspectos de inclusión y empleabilidad; y que incorpore la participación de la sociedad civil, gobiernos locales y empresarios; así como promover la eliminación de barreras que limitan al acceso y la permanencia en la educación de grupos vulnerables. Para ello será importante incrementar la atención a la demanda de estudios de nivel medio superior y  superior de los grupos de pobreza extrema y étnicos originarios del propio Estado de Nuevo León en donde la UANL tiene presencia, mediante la incorporación de nuevas alternativas y modalidades educativas que favorezca a los jóvenes vulnerables egresados del nivel secundaria y medio superior del Estado y de otras regiones del país.

Formación Integral en Deporte, Arte y Cultura Universitaria

Por último, se deberá reforzar la promoción y difusión del arte y la cultura como recursos formativos, así como el fortalecimiento de la práctica de actividades físicas y deportivas. Para ello será importante fomentar la formación integral de los estudiantes mediante actividades extracurriculares que propicien el aprecio por la cultura y las artes; del mismo modo es importante complementar la formación profesional de los estudiantes a través de la práctica regular de actividades físicas y deportivas, fomentando hábitos que propicien una vida saludable; libre de sobrepeso y obesidad.

El Líder que Requiere la UANL

Finalmente, el reto es grande pero hay madera; la Universidad Autónoma de Nuevo León no es una persona, sino que se compone de grandes universitarios que saben trabajar en equipo para enfrentar los desafíos que demanda el crecimiento de la sociedad global.

 

La UANL demanda de un nuevo líder que defienda la autonomía institucional e individual; que promueva la libertad de cátedra, la libertad de pensamiento y el sentido de identidad; que el diálogo sea su constante en el trabajo y que la razón sea motivo de su dictamen; que el derecho de los universitarios sea su prioridad, y la búsqueda de la verdad y el trabajo sea permanente. Alere Flammam Veritatis.

Puedes opinar libremente. Los comentarios son filtrados sólo para evitar señalamientos personales y que lenguaje altisonante se usado en este blog.

Comentarios: 6
  • #6

    Eduardo (martes, 18 agosto 2015 11:03)

    Pues a mi me parece que la UANL ha crecido mucho en infraestructura pero en lo académico se ha rezagado. Si, hay más investigadores y más investigaciones, sin embargo la labor docente requiere de una sacudida que marque un antes y un después. Hasta ahora las certificaciones y acreditaciones de las universidades no garantizan la empleabilidad de sus egresados, puesto que no es ese el enfoque de dichas credenciales, a pesar de ello, la UANL sigue tasando su éxito en dichos reconocimientos olvidándose del destino de sus egresados.

  • #5

    Esther Díaz Frías (jueves, 13 agosto 2015 13:04)

    Mi comentario puede sonar feminista pero creo que quien más se puede acercar al perfil que describes es una mujer. Me agrada que una mujer participe en la elección de Rector en la UANL. Felicidades por tu página, está muy completa.

  • #4

    Mario Garza (miércoles, 12 agosto 2015 13:49)

    Sin duda que el próximo Rector de la UANL tiene un gran reto, y necesitará de un gran equipo para cumplir con las expectativas de la sociedad y la comunidad universitaria.

  • #3

    Benjamín (martes, 11 agosto 2015 19:25)

    Son ideas que se leen bien, solo falta que alguien las ponga en práctica.

  • #2

    Javier Morales (martes, 11 agosto 2015 09:55)

    Ojalá que el elegido cumpla al menos con el 50% de lo que usted describe aquí. Buen artículo.

  • #1

    Miguel Castillo (lunes, 10 agosto 2015 23:10)

    Coincido en su planteamiento y como orgulloso universitario deseo que el próximo Rector de la UANL, sea un verdadero líder con sensibilidad, experiencia y conocimiento. La H. Junta de Gobierno tiene una gran responsabilidad.